Rutina emprendedora por la mañana

Si estás leyendo este post puede ser por dos cosas: una, que simplemente te interese el tema de la organización y la productividad, o dos, porque has emprendido tu propio negocio o proyecto, trabajas sola y hay días que te cuestan un poco… que te sientes sin energía, te duele la espalda de tantas horas sin levantarte de la silla y ves cómo se pasan las horas sin sentirte muy productiva. Pues bien, hoy quiero contarte mi RUTINA EMPRENDEDORA por las mañanas.

Esta rutina mañanera que me he puesto, a mi me ayuda a:

  • A conectar conmigo misma a primera hora del día
  • A despertar mi cuerpo y prepararlo para la jornada
  • A coger energía y ayudar a mi concentración
  • Ser más productiva

 

¿Son muchas las ventajas no? Pues déjame que te cuente mi rutina:

1. Levantarse pronto.

Ya sé que puede no parecer muy atractivo esto de madrugar de más, pero si buscas por ahí verás que la mayoría de personas de éxito empiezan su día entre las 4 y las 5 de la mañana. Sobre todo si tienes hijos entenderás que en esas horas que ellos aun están dormidos, puedes hacer miles de cosas que de otra forma sería imposible.

Yo, de momento, me pongo el despertador a las 6:45 y dedico 15 minutos a despertarme sin prisas.

2. Beber un vaso de agua tibia.

Llevamos entre 6 y 7 horas sin beber ni una gota de agua y nuestro cuerpo necesita rehidratarse. ¿Te cuesta mucho despertarte y desperezarte por las mañanas? Pues déjate la noche anterior preparada tu botella de agua y así por la mañana no tendrás que hacer ningún esfuerzo para beber. A tu cuerpo le cuesta conectarse porque está falto de agua. Incorpora esto a tu rutina y verás que bien!

Lo de que esté tibia y no fría es porque de este modo, la temperatura del agua se parecerá más a la de nuestro cuerpo y la asimilaremos mejor. Eso de los contrastes fuertes mejor lo dejamos para más entrado ya el día!

3. Hacer estiramientos.

Hace unos dos meses empecé a hacer estiramientos de yoga por la mañana. Muy suaves y con la sola intención de estirarme un poco antes de sentarme delante del ordenador el resto de la jornada. Me empezó a enganchar y si dejaba algún día de estirar lo notaba, así que te lo recomiendo 100%!

Es bueno para la espalda, para las piernas, cuello… Me prepara el cuerpo y me siento más ágil el resto del día. ¡Únete al club del yoga mañanero! Yo le dedico  10 minutos siguiendo el canal de YouTube de la crack Xuan Lan.

 

4. Rutina de vestuario y belleza automatizada.

En cuanto al vestuario y belleza, lo mejor es que automatices y preveas.

Ya sabes qué tipo de ropa te gusta y seguro que más o menos tienes fichado qué  queda bien con qué. Puedes dejarte pensados dos looks la noche anterior y así, depende de cómo te levantes, te pones directamente el que más te apetezca pero sin perder ni un segundo.

Igual con el pelo y el maquillaje. ¡Te conoces de sobra! sabes que por muchos churros que te hagas en el pelo y en la cara, al final lo que triunfa es lo que triunfa, así que céntrate y ya el sábado le dedicarás un ratito más a experimentar 🙂

5. Dedica tiempo al desayuno.

¡Ahora sí! Es momento de invertir tiempo en preparar y tomar un desayuno completo. Y recuerda que es un momento para ti, no para aprovechar a planear el día ni leer mails. Puedes ponerte música relajada, sentarte al lado de la ventana y mirar lo que hay fuera mientras tú disfrutas de tu rico y relajado desayuno.

De verdad que merece la pena levantarse media hora antes para tomar un desayuno casero, completo, rico y relajado.

6. Si te cuesta conectar con el trabajo en las primeras horas …

Ahora ya estás lista para afrontar el día, pero si te cuesta conectar con el trabajo en las primeras horas y sientes que pierdes el tiempo, te recomiendo empezar con las tareas que te programaste ayer un poco en “modo automático”, haciendo las actividades más cotidianas primero y poco a poco tu mente irá conectando y estarás lista para seguir a tope.

 

Ahora dirás… “¡madre mía! ¿pero cuánto se tarda en hacer todo esto?” – Pues es cuestión de levantarte una hora y media o dos antes de la hora de empezar a trabajar. Piensa que es tiempo de calidad que te estás dedicando y que te permitirá pasar el resto de la jornada con mucha más energía. ¡Tú primero y luego ya lo que tenga que venir!

¿Te gusta este asunto de la organización, productividad y rutinas emprendedoras? Quiero saberlo de verdad, así que puedes decírmelo aquí en los comentarios, mandarme un mail a hola@esedeshalot.com o en Instagram

Este año estoy trabajando en una cosa que verá la luz en unos meses muy relacionada con esto de la organización y productividad (nervios!!) Dentro de muy poquito podré contarte más, pero de momento cuéntame si eres una emprendedora productiva!!

Seguimos contándonos cosas en las redes! Te mando un abrazo grande!

Muaaaa

Sara,

Entradas relacionadas

0 Comentarios

Escribe un comentario

CLOSE
CLOSE